El trabajador y dirigente obrero de Ferrominera del Orinoco Rodney Álvarez lleva nueve años preso y ha recibido varios atentados en su cautiverio, resultando con lesiones en algunos de ellos. La OIT ha pedido su liberación inmediata en su informe de 2020, pero el gobierno de Nicolás Maduro no ha atendido la solicitud


Más de nueve años y seis meses lleva Rodney Álvarez, trabajador y dirigente obrero de Ferrominera del Orinoco, preso en la cárcel El Rodeo II. Fue acusado de un asesinato que él asegura no haber cometido y cuyo juicio no ha empezado por lo que en todo este tiempo que ha estado privado de libertad no le ha sido demostrada la culpabilidad.

Al contrario, varias voces del movimiento sindical y compañeros de labores, entre ellos Rubén González, quien también pasó años encarcelado sostienen que todo ha sido una retaliación por defender la autonomía de los trabajadores.

Una vez más, sindicatos del sector insisten en exigir su liberación y dar así cumplimiento a la solicitud hecha por la Comisión de Encuesta de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en su informe 2020 pidió la liberación de González, ya puesto en libertad, y de Álvarez.

Rodney Álvarez ha sido objeto de atentados

Durante  su cautiverio, Rodney Álvarez ha sufrido varios atentados. En uno de ellos resultó seriamente lesionado en una mano al recibir una puñalada que le cortó los tendones, lo que le privó de la movilidad de la misma. En julio de 2019 fue golpeado de manera brutal y volvió a recibir heridas por arma blanca.

Preso sin pruebas según ha mantenido la defensa, objeto de atentados y alejado de su familia, pues Rodney Álvarez estaba residenciado en Ciudad Bolívar y está privado de libertad en el penal ubicado en Guatire, el dirigente sindical ha visto cómo una y otra vez, hasta sumar nueve ocasiones en noviembre de este año, se ha suspendido el juicio en su contra.

En las audiencias realizadas, la defensa ha presentado el testimonio de varios testigos y especialistas en criminalística, que insisten en la inocencia de rodney Álvarez, pero a pesar de que el proceso está en sus etapas finales, las suspensiones han impedido que se dicte sentencia.

En la última interrupción del juicio se ordenó incluso un cambio de juez y ello llevó a la paralización del proceso. El Observatorio Venezolano de Libertad Sindical insiste en exigir su liberación y asegura que es un caso político violatorio de la libertad sindical.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here