“Yo cumplo las órdenes, pero estas órdenes yo no las puedo cumplir”, argumentó el soldado, quien habría ingresado recientemente a las filas de la GNB. “No puedo estar sacándole gasolina al Toyota las veces que usted quiera”, apuntó.

“¿Qué te pasa a ti?”, increparon otros efectivos al soldado que se rebeló a las demandas arbitrarias.

Sin embargo, la situación se extendió lo suficiente como para que el civil que esperaba por la gasolina decidiera marcharse.

“No, no, ya está listo ya. Estoy cansado de esto, mi teniente. No puedo seguir así, todo el tiempo es eso”, sentenció el joven guardia. “¿A quién van a meter preso, a él o a mí?”, cuestionó.

Por el momento, se desconoce si el la GNB ha aplicado algún tipo de sanción a los involucrados.

 

LA PATILLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here