Por: Enrique Ochoa Antich

  • Necesitamos una oposición de Estado, y no una oposición pequeña volcada sólo a sus intereses subalternos.

  • Luego del reporte de la Relatora de la ONU, ¿puede un opositor rechazar las sanciones en nombre de los DDHH sin dejar de ser un opositor? Digo que sí, que no sólo puede sino que debe hacerlo.

  • Luego del Estatuto de Protección a los inmigrantes colombianos dictado por el gobierno de Colombia, ¿puede un oficialista coincidir con la oposición sin dejar de ser chavista y madurista? También respondo que sí, que debe hacerlo. Colombia y Venezuela deben abandonar la camorra que perjudica a ambos pueblos.

  • Apoyo el Estatuto de Protección a los migrantes venezolanos en Colombia, pero rechazo que la hermana república …y EEUU… nos señalen como narcotraficantes cuando produce uno y consume el otro el 80 % de la cocaína del mundo. Más narcoestados son ellos.

  • Gobierno y oposición deberían acordarse en defensa del Esequibo que es un tema de Estado.

EL TERMORMETRO DIGITAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here