Con la excarcelación de los «seis de Citgo», Maduro podría estar buscando una respuesta favorable por parte del gobierno de Joe Biden en Estados Unidos


Los seis ejecutivos de la filial de Citgo -filial de Pdvsa en Estados Unidos- arrestados en Venezuela desde hace más de tres años, fueron excarcelados tras recibir una medida de arresto domiciliario este viernes 30 de abril.

De acuerdo con la información publicada por Associated Press (AP), confirmada tras consultar a abogados y familiares de los presos políticos, la decisión se habría tomado como un gesto de buena voluntad del gobierno de Nicolás Maduro hacia la administración de Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

De esta manera, los venezolanos con ciudadanía estadounidense Tomeu Vadell, José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Gustavo Cárdenas y José Pereira abandonaron la prisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) ubicada en El Helicoide.

El arresto de los seis de Citgo

Los «seis de Citgo», como fueron denominados por medios estadounidenses, fueron arrestados en noviembre de 2017 durante un viaje de negocios. Los acusaron de malversación de fondos por cerrar un acuerdo para el refinanciamiento de la deuda de la filial venezolana, que según el chavismo establecía términos contrarios a los intereses del país.

En diciembre de 2019, el oficialismo decidió otorgar casa por cárcel a los ejecutivos, para encerrarlos nuevamente en enero de 2020, después de que el gobierno de Donald Trump reconociera al presidente de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

Para noviembre de 2020, finalmente un tribunal venezolano dictó una sentencia sobre el caso de los seis ejecutivos. Ordenó una condena de entre 8 y 13 años de prisión.

 

 

Acercamiento con Estados Unidos

De acuerdo con las fuentes de AP, Maduro podría estar buscando una respuesta favorable por parte del gobierno de Biden, quien no ha hecho mayores modificaciones en torno a la inflexible política establecida por su antecesor, Donald Trump, durante su presidencia.

El lunes pasado se había acordado una reunión interdependencias de funcionarios estadounidenses, en la que estaba citada la subsecretaria de Estado, Wendy Sherman, con la intención de evaluar la política sobre Venezuela y la posibilidad de impulsar un diálogo entre chavismo y oposición.

Por su parte, el gobierno de Maduro ha enfocado sus esfuerzos desde inicios de año en acercarse a Estados Unidos. El presidente de la Asamblea Nacional controlada por el chavismo, Jorge Rodríguez, asomaba en una entrevista que tenía la intención de restablecer las relaciones entre Caracas y Washington, y perseguían el retiro de sanciones.

En este sentido, el gobierno chavista ha impulsado algunos «gestos de buena voluntad» para responder a exigencias que Estados Unidos hace desde hace meses, como permitir el establecimiento del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en el país, y ahora la excarcelación de los ejecutivos de Citgo, una piedra de tranca angular para alcanzar cualquier acuerdo con Washington.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here