Un nuevo grupo de personas accede a la ciudad autónoma 11 días después de la llegada de más de un centenar

En torno a 300 inmigrantes de origen subsahariano han conseguido entrar en Melilla este jueves saltando la valla fronteriza que separa España de Marruecos en la ciudad autónoma.

Este salto a Melilla, uno de los más numerosos de los últimos años, ha tenido lugar poco antes de las siete de la mañana en la zona cercana al paso fronterizo de Barrio Chino, según ha podido comprobar Efe.

Los subsaharianos, entre los que hay heridos, han llegado al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla por su propio pie, a la carrera, atravesando varios barrios de la ciudad, entre gritos de «boza» y «asilo», y grandes muestras de alegría.

A su llegada han sido atendidos en la puerta del CETI, en cuyo interior guardan cuarentena los dos grupos de más de un centenar y una veintena, respectivamente, que también lograron saltar la valla la semana pasada.

EL MUNDO DE ESPAÑA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here