Con información de AFP

El presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, anunció su dimisión y la disolución del Parlamento y del gobierno en una alocución difundida en la madrugada del miércoles por la televisión nacional, ORTM, unas horas después de haber sido detenido por militares rebeldes.

“Querría en este momento preciso, al tiempo que agradezco al pueblo maliense su acompañamiento a lo largo de estos largos años y su caluroso afecto, anunciarles mi decisión de abandonar mis funciones, todas mis funciones a partir de este momento”, con “todas las consecuencias que se derivan: la disolución de la Asamblea Nacional y la del gobierno”, dijo Keita.

Más Temprano

El presidente maliense Ibrahim Boubacar Keita y su primer ministro, Boubou Cisse, fueron detenidos el martes por la tarde por militares rebeldes, quienes fraternizaron con  manifestantes que piden desde hace meses la salida del jefe de Estado y de su gobierno.

El presidente y el primer ministro “fueron llevados por los militares amotinados en vehículos blindados a Kati”, donde está el campamento Sundiata Keita, a unos quince kilómetros de Bamako, donde se inició la rebelión al comenzar el día dijo Boubou Doucoure, director de comunicación del gobierno.

“Podemos decirles que el presidente y el primer ministro están bajo nuestro control. Los detuvimos en su casa” (en la residencia del jefe de Estado en Bamako), había dicho más temprano a la AFP uno de los jefes de la rebelión.

Los militares rebeldes tomaron el control del campamento y las calles adyacentes, antes de dirigirse en convoy hacia el centro de la capital, según un corresponsal de la AFP.

Antes del anuncio de la detención del presidente y su primer ministro, los países de Africa occidental, Francia y Estados Unidos habían expresado su preocupación y denunciado cualquier tentativa de derrocar al gobierno.

“Condeno enérgicamente el arresto del presidente Ibrahim Boubacar Keita, (del) primer ministro (Boubou Cisse) y (de) otros miembros del gobierno de Malí y pido su liberación inmediata”, dijo el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat,en su cuenta de Twitter.

Poco antes de su detención por los militares, el primer ministro Boubou Cissé les pidió en un comunicado hacer “callar las armas”, mostrándose dispuesto a iniciar con ellos un “diálogo fraterno para disipar todos los malentendidos”.

“Los cambios de humor constatados traducen alguna frustración que puede tener causas  legítimas”, dijo Cisse, sin dar más detalles sobre las razones de la furia de los militares.


El mandatario que fue detenido

800 NOTICIAS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here