800Noticias

Diana Arias Yépez es la mamá del prospecto de béisbol Ezeel David Espinoza Arias, un joven de apenas 15 años de edad que desde el 17 de diciembre ha estado delicado de salud tras ingerir un desparasitante para equinos en las instalaciones de una academia deportiva, sin conocimiento ni consentimiento de sus padres, afirma Arias que no se separa de la clínica privada de El Tigre donde está internado el menor de edad.

El año 2021 representa el año de firma de Ezeel, que juega la posición de receptor o catcher. Sin embargo su entrenador de siempre habló con los padres para informales que no podía llevarlo a competencias y exhibiciones por razones económicas.

«Salí corriendo con mi esposo y cuando llegamos allá nos encontramos que no solo es Ezeel sino dos más, y los están sacando cargados para el hospital, desmayados. No vi en ningún momento al dueño de la academia por ningún lado, el médico de la academia cuando lo vemos nos dice ‘no se nada de lo que está pasando, estoy llegando y me consigo con esto’ «.

A los tres los llevaron rápidamente al hospital de El Tigre donde recibieron primeros auxilios, Ezeel de 15 años y los otros dos jóvenes de 14.

Cuando el personal de guardia exigió saber qué les habían suministrado a los menores de edad, a los padres de Ezeel les informan que fue desparasitante de caballos y les envían una foto del interior del envase. En ese momento observan que su hijo empeora su respiración y sufre un paro respiratorio. Allí logran precisar que lo que consumieron los tres jóvenes es Panteq, desparasitante de uso veterinario, específicamente para caballos.

Cuando su hijo tuvo el paro respiratorio en el hospital, les informan que el joven requiere una terapia intensiva. Es allí cuando lo movilizan hasta un centro de salud privado.

Desde entonces, la familia está agobiada por dos grandes razones: La incertidumbre por la salud de Ezeel, y la deuda millonaria que hasta los momentos se acerca a los 27.000 dólares.

«El coordinador general de entrenadores, Angel López, estuvo dando la cara en un principio, estuvo pendiente, hasta que vio a mi esposo molesto exigiendo la presencia del dueño de la academia en la clínica», expresa Diana, quien revela que no habían denunciado lo que ellos consideran «negligencia» de la academia, porque estaban totalmente concentrados en la salud de Ezeel.

El lunes 21 de diciembre se dieron cuenta que pasaba el tiempo y la institución deportiva no concretaba los gastos médicos del menor de edad, así como tampoco argumentaron una respuesta por lo ocurrido.

«Los dueños no dieron la cara pero enviaron emisarios a preguntar por el monto, pero tampoco concretaban», explica Diana.

Ese mismo lunes decidieron iniciar la formalización de la denuncia ante fiscalía y el Cicpc, cuerpo de investigación que ya ha visitado la clínica para conversar con los padres de Ezeel, y el hospital para pedir un informe médico con detalles del estado en el que ingresaron los tres adolescentes aquel 17 de diciembre.

La mamá del joven deportista también señaló en entrevista con El Vistazo que el entrenador que le suministró el desparasitante de uso veterinario a su hijo, fue Raúl Barreto, quien es padre de uno de los jóvenes que está recluido en el hospital de El Tigre.

Con información de Diario El Vistazo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here