800 Noticias

Este viernes, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA) exigió una medida humanitaria para el dirigente sindical, Rubén González, de 60 años, cuya salud estaría en riesgo.

“No es posible que seamos perseguidos por decir la verdad”, escribieron en su cuenta oficial de Twitter.

En la madrugada del 29 de noviembre de 2018, el sindicalista Rubén González, secretario general del sindicato de Ferrominera Orinoco, fue detenido en una alcabala militar en la ciudad de Anaco, estado Anzoátegui, al oriente del país. Regresaba de una protesta realizada en Caracas, en la que la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela le exigió al defensor del pueblo designado por la ANC, Alfredo Ruiz Angulo, que ejerciera las acciones necesarias ante el Ministerio del Trabajo en defensa de los derechos de la clase obrera, liquidados luego del paquetazo de Nicolás Maduro impuesto en agosto del año pasado que desconoció sus beneficios y conquistas obtenidos luego de años de lucha.

Ese 29 de noviembre el líder sindical, de 60 años de edad, no regresó a su casa en Ciudad Guayana, en el estado Bolívar. Los militares se lo llevaron a Maturín, Monagas, alegando que desde el 20 de agosto existía una orden de captura contra él. Luego fue presentado en un tribunal militar, que tras imputarle tres cargos militares (ataque al centinela, ultraje al centinela y ultraje a la Fuerza Armada Nacional), ordenó su traslado a la cárcel de La Pica.

Rubén González, preso por defender derechos laborales. Juzgado de manera inconstitucional en tribunales militares. “No es posible que seamos perseguidos por decir la verdad” Exigimos una medida humanitaria para Rubén, su salud está en riesgo #LiberenARubén

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here