En la casa del “Constructor de Guayana” había una placa que decía
“ No hay obras imposibles sino hombres incapaces”, recordó el
secretario general del partido, Francisco Cardier

Proyecto Guayana, con motivo de celebrarse el día del Ingeniero
recuerda con profundo respeto y admiración la gran obra y el
legado que para todos representa y la historia no olvida, la obra
del ingeniero Leopoldo Sucre Figarella quien dejó una huella
imborrable en Venezuela y Guayana.
Primero como ministro de obras públicas de la democracia,
construyendo grandes obras como carreteras, avenidas, autopistas,
comunicando a todo el país y después de su paso impulsor y
creador con la otrora Corporación Venezolana de Guayana.
El ingeniero Sucre Figarella con su fundamental aporte para la
construcción de grandes obras y del emporio industrial más
importante de Latinoamérica en esta región, trabajó
incansablemente y su obra nadie la refuta.
Cardier, secretario general de Proyecto Guayana recuerda que en
la entrada de la casa del ingeniero Leopoldo Sucre Figarella había
una placa que tenía unas letras grandes que decía: “No hay
proyectos imposibles sino hombres incapaces”, señaló.
Mal podemos recordar la última represa proyectada del bajo
Caroní, Tocoma, una obra para Guayana y toda Venezuela
presupuestada por el monto 9.700.000 millones de dólares,
comenzada bajo el gobierno de Chávez, y expertos ingenieros

opinan que tiene que ser dinamitada toda completa, y comenzarla
de nuevo, hay culpables de esta negligencia, que se enriquecieron
en esta fracasada obra.
“Tarde o temprano se tendrá que investigar a todos los que
estuvieron al frente del proyecto, con los sindicatos, administración
y gente de la CVG junto a los diputados que engavetaron esta
denuncia”, dijo Cardier
Está obra quedó como un “Elefante Rojo” para la historia de
Guayana y Venezuela, y cuyo fracaso tienen nombre y apellido,
como Rodolfo Sanz, que se llevó de Guayana quinientos millones
de dólares, “la revolución bonita”, y muchos más que acabaron con
las empresas de Guayana y se enriquecieron con dinero de los
trabajadores como Ángel Marceno y sus colectivos sindicalistas.
La Corporación Venezolana de Guayana es una organización
orientada para generar bienestar y progreso, llegando a generar
hasta el 71 por ciento de electricidad para el país, y para el norte de
Brasil hasta Boa Vista.
En aluminios se producían hasta 640,000 toneladas anuales,
Seis toneladas de oro al año, 25 millones de toneladas de hierro
mas empresas como CVG Alcasa, CVG Venalum, CVG Bauxilum,
Ferrominera del Orinoco, CVG EDELCA y todo un parque industrial
privado, huy casi en extinción .

Finalmente, reiteró y felicitó a todos los profesionales de la
ingeniería, a los que acompañaron por tanto años a Sucre y a
todos los que de una manera u otra contribuyeron con trabajo, a la
creación del emporio industrial de Guayana, al borde de la
destrucción por los regímenes rojo rojitos, concluyó.

Prensa
Proyecto Guayana

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here