Home destacados ¿Quién ha ganado las elecciones en Estados Unidos?

¿Quién ha ganado las elecciones en Estados Unidos?

18
0

Los demócratas de Biden han resistido ante el envite de los republicanos y del trumpismo. Aun así, las elecciones de medio mandato (o midterms), celebradas este martes en Estados Unidos, han evidenciado que la guerra cultural —y no solo la economía, estúpido— también se han convertido en un potente catalizador del voto. Pero ¿quién ha ganado las elecciones en Estados Unidos?

Ni demócratas ni republicanos. Aunque aún no hay triunfadores absolutos (continúa el recuento en varios Estados, mientras el control del Congreso y el Senado sigue en el aire; aquí se pueden seguir los resultados en directo), sí que hay una conclusión clara: el partido de Gobierno, los demócratas de Biden, ha aguantado el tipo. “Ha sido un buen día para la democracia y para Estados Unidos”, celebraba el presidente la posibilidad de que su formación controlase el Senado y su resiliencia en el Congreso, como nos contaba el corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU, Miguel Jiménez. Para decantar el Senado aún quedan dos Estados por contar, Nevada y Arizona, y otro, Georgia, que votará en segunda vuelta dentro de un mes, mientras que en el Congreso, los republicanos, a once escaños del triunfo, no terminan de consolidarse. “Los demócratas perdimos menos escaños en la Cámara de Representantes que cualquier presidente demócrata en sus primeras elecciones de mitad de mandato en los últimos 40 años”, ha celebrado Biden.

La estrategia de los candidatos extremistas. Como preveían los análisis, en unas elecciones muy ajustadas, cuatro Estados eran clave para el triunfo en el Senado: Pensilvania, Arizona, Nevada y Georgia. En el primero, los demócratas han sorprendido a los republicanos al conseguir que John Fetterman se convierta en senador ante el mediático Doctor Oz, apoyado por Trump. Tras su fracaso, el expresidente, alérgico a mostrar cualquier tipo de debilidad, se distanciaba de su protegido. No es el único de los candidatos trumpistas, que con su visión de derecha radical, bien sea por su negación del resultado de las últimas elecciones presidenciales o por sus arengas contra el aborto, han movilizado el voto progresista. Los demócratas contaban con esta baza y en algunos Estados jalearon a los candidatos más extremos y sus vínculos con el expresidente en una arriesgada, pero finalmente exitosa jugada. Como resultado, muchos de los candidatos trumpistas han caído en estas elecciones.

Donald Trump y su esposa, Melania, el martes en Palm Beach (Florida).

Donald Trump y su esposa, Melania, el martes en Palm Beach (Florida). / JOE RAEDLE (AFP)

Un rival para Trump. Además, las elecciones de medio mandato también han consolidado un nuevo liderazgo entre los republicanos, el del Gobernador de Florida, Ron DeSantis. (Así te contamos su triunfo, un texto escrito por nuestra compañera María Antonia Sánchez Vallejo). Hasta ahora, el expresidente Trump y su movimiento MAGA (Make America Great Again) había conseguido eclipsar cualquier poder alternativo dentro del partido. La derrota de algunos de sus protegidos y la posibilidad de que los republicanos no controlen las dos cámaras han sacado a relucir las dudas ante una nueva candidatura de Trump. El magnate, de 76 años, solo tres menos que Biden, tenía planeado anunciar su candidatura para las presidenciales de 2024 la semana que viene, pero ya han surgido voces que piden aplazar el anuncio.

El republicano Ron DeSantis, reelegido gobernador de Florida, con su hija en Tampa la noche de las elecciones.

El republicano Ron DeSantis, reelegido gobernador de Florida, con su hija en Tampa la noche de las elecciones. / GIORGIO VIERA (AFP)

Aunque DeSantis forma parte de la derecha dura y ha simpatizado con Trump, en estas elecciones también se ha distanciado de él evitando hacer campaña conjunta. Tras el triunfo del gobernador de Florida, Trump celebró su victoria, pero dejando claro, en un mensaje publicado en redes sociales, que él había obtenido un millón de votos más en Florida en las últimas presidenciales que los que había conseguido DeSantis.

Además del poder político de EE UU, en las midterms se escogían cargos públicos como, entre otros, gobernadores o fiscales, pero también se votaban varios referéndums regionales que buscaban proteger el derecho al aborto o permitir el uso médico, y en algunos casos también lúdico, del cannabis. Temas que, por cierto, también entran de lleno en la guerra cultural.

Desde la guerra en Ucrania: Rusia se retira de Jersón. En medio de las elecciones estadounidenses, la invasión de Rusia en Ucrania prosigue. Este miércoles, mientras se iniciaba el recuento de votos, Moscú anunció la retirada de sus tropas de la ciudad de Jersón, como nos contaron Javier G. Cuesta, corresponsal en Rusia, y Cristian Segura, enviado especial a Ucrania.

Varios soldados ucranios cargaban el miércoles un cañón autopropulsado en el frente de Jersón.rn

Varios soldados ucranios cargaban el miércoles un cañón autopropulsado en el frente de Jersón. / STANISLAV KOZLIUK (EFE)

Esta ciudad, la única capital de provincia bajo control ruso desde el inicio del conflicto, representaba la mayor victoria de Putin en la guerra que inició el 24 de febrero. Ahora puede simbolizar su principal derrota. “Rusia disfraza la retirada de la ciudad portuaria con el argumento de preservar la vida de sus tropas, pero esta humillación puede derivar en una oleada de críticas internas, sobre todo de los ultranacionalistas y de los afectados por la movilización.

«El fracaso de Vladímir Putin en Jersón es mayúsculo”, resume María Sahuquillo, jefa de la delegación de EL PAÍS en Bruselas y excorresponsal en Rusia.

Temor ante un Putin zaherido. “El enemigo no nos hace regalos”, sentenció horas después del anuncio ruso el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. Nos lo contaba Luis de Vega, uno de nuestros enviados especiales a Ucrania. Zelenski no es el único que no se fía. Muchos expertos remarcan que la debilidad de Putin puede llevarle hacia una escalada bélica en la que se incluye el ataque nuclear. Una posibilidad que nadie quiere, pero que desde hace meses mencionan políticos, organizaciones internacionales, expertos o medios y que ha entrado de lleno en las conversaciones cotidianas. Que nadie descarte que estas Navidades, la guerra atómica igual se cuele en nuestras sobremesas familiares. En estos encuentros ya son frecuentes las charlas sobre la polarización política y el extremismo. Es decir, que la sensación de amenaza global, sea por el conflicto en Ucrania, por el auge de movimientos iliberales, o por el cambio climático, no se diluye

EL PAIS DE ESPAÑA

Previous articleSe realiza encuentro cultural y artístico en Miami dedicado al pueblo indígena Warao
Next articleHallan nueva fosa común en mina controlada por bandas en Bolívar

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here