Hidrobolívar anuncia un “Plan de Contingencia de Atención con Cisterna” debido a la gravedad de la escasez y ante el malestar social en crecimiento. Villa Brasil protestó y este viernes se suman más sectores.

Los sectores de Puerto Ordaz han salido y se organizan para salir a las calles en protesta por la sostenida falta de agua a causa de las averías simultáneas que ocurrieron, conforme al reporte de la Hidrológica de Bolívar (Hidrobolívar), en los acueductos Suroeste y Puerto Ordaz, así como en el Macagua, en San Félix.

La mañana de este jueves, vecinos del sector Villa Brasil, quienes llevan al menos cuatro días sin suministro de una sola gota de agua por tubería, visibilizaron en la calle su molestia a la que le suman un período de más de tres meses sin despacho de gas doméstico.

“Tenemos más de tres meses que no nos distribuyen gas. Lo otro es que desde hace años tenemos problemas con el agua, viene en la mañana que a las 7:00 am hasta las 10:00 am, viene una o dos horas, y ya tenemos cuatro días sin una gota de agua en las tuberías”, denunció Julia Planchart, una de las manifestantes.


“No tenemos agua ni para tomar, tenemos que hacer una cola kilométrica en donde venden agua para comprar un botellón”, expresó un vecino | Fotos William Urdaneta

Destacó que en Villa Brasil, el 60% de sus residentes son personas de la tercera edad.

“Estamos desesperados. En mi casa no hay cocina eléctrica y si hubiera también viniera a protestar, porque ya se corre la voz de que van a racionar la luz y también me afectaría. No tenemos agua ni para tomar, tenemos que hacer una cola kilométrica en donde venden agua para comprar un botellón”, afirmó.

A diario las familias suelen gastar aproximadamente 100 mil bolívares en compra de botellones de agua. Agregó que otro de los problemas en el sector es que el 75% de los vecinos están sin línea telefónica Cantv, y la empresa no da respuesta. “La única forma es que se les esté pagando en dólares, y como comprenderás, no todos tenemos para estar pagando en dólares”, denunció Planchart.

Vecinos calculan que son más de mil familias las afectadas por la precariedad de los servicios básicos en Villa Brasil.

“Si estamos tan graves con la situación de la pandemia, cómo es que llevamos cuatro y cinco días sin agua. Estamos entre los primeros estados con más casos y nos quitan el agua”, cuestionó Carolina Sánchez.

La mañana de este jueves esperan por un funcionario de la Gobernación de Bolívar, quien el día anterior prometió gestionar dos camiones cisternas. Con respecto al gas, la respuesta que recibió en planta es que no había gas para el despacho.

“Hoy se iba a hacer una mesa de negociación para ver de qué forma podía atender al sector, pero hasta ahora (10:45 am) no ha llegado. Estamos ejerciendo nuestro derecho, no estamos quemando cauchos, es un derecho constitucional. Es necesario que el Gobierno se aboque a resolver las necesidades del pueblo, esos servicios se pagan para que nos atiendan”, manifestó otro de los afectados.

Atención con cisternas

A través de su cuenta en Twitter, Hidrobolívar informó sobre la instalación de un Puesto de Comando y Control en la sede de la hidrológica, “en aras de garantizar continuidad del Plan de Contingencia de Atención con Cisterna”, a los afectados por las fallas del Acueducto Suroeste.

En el comunicado, José Valdez, vicepresidente de Hidrobolívar, indicó que se planifica para que la organización de este comando esté por al menos 10 días, entretanto el equipo operativo de Hidrobolívar culmine los trabajos para la reparación del conjunto motor bomba de 500 litros por segundo.

Entre los sectores que han protestado en los últimos días por falta de agua y gas están Las Casitas del Core 8, Las Teodokildas, UD-338, UD-337, El Guamo, Villa Africana, Villa Asia y Villa Brasil.

La indiferencia estatal causa sufrimiento

No son pocas las fallas del servicio en Puerto Ordaz. En plena cuarentena por la pandemia de la COVID-19, Hidrobolívar sigue sin garantizar un servicio eficiente en el suministro de agua por tubería en Ciudad Guayana. Correo del Caroní ha reportado múltiples protestas a lo largo del confinamiento.

De acuerdo con el Observatorio de Servicios Públicos de Ciudad Guayanael agua es uno de los servicios con mayor afectación. En Puerto Ordaz, Cachamay es la parroquia más perjudicada (33.3% de afectación), mientras que en San Félix, es Vista al Sol (40%), seguida de las parroquias Dalla Costa y Chirica (33.3%).

La ONG Transparencia Venezuela publicó recientemente una nota en la que cuestiona al Estado por no garantizar a la población de suministro de agua, en el contexto de emergencia humanitaria compleja.

“El manejo del servicio del agua potable y el saneamiento está a cargo de empresas del Estado, cuya fundamentación responde a políticas populistas que han destruido las cadenas productivas y han llevado la calidad del servicio fuera de las normas de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y las legislaciones como Ley Penal del Ambiente y Ley Orgánica para la Protección de los Servicios de Agua Potable y de Saneamiento”, expone la ONG.

De acuerdo con el informe Rehenes de la Gran Corrupción de Transparencia Venezuela, “la gestión de la prestación del servicio de agua potable y saneamiento de aguas residuales depende en gran medida de la calidad de las infraestructuras y su equipamiento, del servicio eléctrico que se reciba y de la adecuada operación de la infraestructura asociada a la prestación del servicio”.

Transparencia Venezuela denuncia que el problema de abastecimiento y calidad de agua en el país se ha venido extendiendo, y “las causas provienen de la ausencia de planificación y políticas en recursos hídricos, obras inconclusas, corrupción, falta de talento humano capacitado, entre otros factores. Todos han desencadenado en el crítico escenario que padecen los venezolanos en estos momentos de emergencia humanitaria compleja, al que se ha sumado la pandemia provocada por el COVID-19”.

El agua es un derecho humano

El 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

La resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

CORREO DEL CARONI

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here