Agobiados por la crisis económica y social que enfrentan en su país, así como las infrahumanas condiciones que deben afrontar en los centros para pasar la cuarentena, acondicionados por el gobierno en disputa de Venezuela, tal y como lo reveló un informe realizado por la organización Human Rights Watch, el Centro de Salud Pública y Derechos Humanos y el Centro de Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins, cientos de migrantes, que habían retornado a su país, ahora buscan, a toda costa, volver a Colombia en medio de la pandemia.

 

Por Manuel Arias Naranjo / voanoticias.com

Ante la falta de combustible en su país y el abandono de las autoridades, los migrantes recorren a pie, las carreteras venezolanas rumbo a la frontera con Colombia, cerrada desde que la pandemia de COVID-19 llegó a Latinoamérica en marzo pasado.

José Luis Muñoz, vocero de la Organización no Gubernamental Red Humanitaria, relató a la Voz de América, las desgarradoras historias que viven los migrantes, en la odisea de cruzar la frontera. “Hace tres días dos bebés murieron de inanición y deshidratación, murieron del área de Venezuela. Esa gente viene caminando desde Caracas, desde Valencia, porque como no hay gasolina tienen que caminar, igual que en Colombia, la tragedia empieza desde allá”, aseguró el voluntario.

 

 

El hecho se suma a la muerte, en las últimas horas, de cuatro migrantes que habían ingresado al país por el departamento de la Guajira. La víctimas viajaban como polizones en un tractocamión hacía la ciudad de Barranquilla, en la Costa Caribe colombiana, cuando el vehículo se volcó, por aparentes fallas mecánicas, y los ciudadanos venezolanos perdieron la vida.

 

 

Mientras tanto, en el municipio de Pamplona, en el departamento de Norte de Santander, al menos un millar de migrantes duerme en las calles, en su tránsito hacia el centro del país.

Ante la crítica situación, agravada por la pandemia del covid, los gobiernos nacional y regional buscan activar protocolos de bioseguridad para los migrantes y la población local, dado que desde hace dos meses Colombia levantó todas las restricciones de movilidad implementadas por la pandemia, por lo que no existen centros de cuarentena para los migrantes.

El recién posesionado, Lucas Gómez, gerente para la Frontera y la Migración desde Venezuela, afirmó que, en conjunto con la administración local, el gobierno nacional, se están diseñando planes de inclusión para atender a los migrantes y mitigar la crisis humanitaria.

“Los migrantes también están siendo víctimas y tenemos que trabajar en la integración y sobre todo darles a ellos las oportunidades, trabajar con las comunidades de acogida y no dejarlos solos”, manifestó el funcionario.

LA PATILLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here