Sobrevivir al cáncer de mama no solo se trata de una detección temprana, también es determinante aplicar el tratamiento oportunamente, hacerlo tardíamente, es una de las razones por las que la mayoría de las pacientes fallecen a causa de esta enfermedad.

Jhoalys Siverio

Hace cuatro años cuando Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras en Ciudad Guayana, fue diagnosticada de cáncer de mama, eran 18 pacientes en la entidad las que junto a ella recibían tratamiento oncológico. Hoy, con dolor, asegura que solo sobreviven tres de esas 18 mujeres. Maritza es una de ellas.

“En la actualidad yo no tengo seno. Para mí fue muy difícil. A pesar de que la situación país era muy diferente hace cuatro años, fue difícil conseguir los tratamientos, tuve que recibir ayuda de afuera. También hubo gente generosa que me apoyó, que me ayudó. Ahorita las circunstancias que están viviendo las pacientes con cáncer de mama en nuestros hospitales son muy graves. He visto pacientes morir en este tiempo de pandemia porque no llegan los medicamentos”, lamentó.

Este 19 de octubre, a propósito del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el Frente Amplio de Mujeres en Bolívar realizó una actividad de concienciación. Pero más que incentivar a mujeres y hombres, quienes también pueden padecer la enfermedad, a practicarse el autoexamen, también reclamaron la falta de atención por parte del Estado.

“Quiero hacer un llamado al Estado porque es el responsable de garantizar a las personas con cáncer que reciban tratamiento de manera oportuna y eficaz. No podemos seguir viendo morir de mengua a las mujeres y los hombres dentro de las instituciones de salud porque no tienen tratamiento ni los medios cómo adquirirlo. Alzamos nuestra voz, exigiendo al Estado que garantice a hombres y mujeres su tratamiento oportuno”, manifestó Moreno.

Recordó que esas 15 pacientes de cáncer de mama que conoció fallecieron por no contar con los recursos para cubrir los costos del tratamiento.

29 quimioterapias y 32 radioterapias

Migdalia Puchi es otra sobreviviente de cáncer de mama. Fue hace 10 años cuando le diagnosticaron la enfermedad.

“En 2008 tuve 29 quimioterapias y 32 radioterapias, más una operación radical fuerte, pero aquí estoy. En mis tiempos todavía lo que era el área de medicina, los equipos y los centros oncológicos funcionaban bien. Hoy en día, si a alguna persona le llega esta enfermedad va a padecer porque el cáncer de mama no tiene el respaldo de los servicios públicos en los hospitales”, advirtió.

Puchi destacó que en medio de la actual pandemia hay médicos falleciendo y otros se han ido del país. “Conseguir un buen oncólogo, un mastólogo con la experiencia que se requiere es difícil, la mayoría está fuera del país. La situación es crítica para las personas que padecen esta enfermedad. Hago un llamado al régimen para que tome en cuenta a Venezuela, donde las mujeres mueren de cáncer de mama”.

Luz María Rojas, coordinadora del Frente Amplio de Mujeres en Bolívar, reiteró que además de la campaña de concienciación, se trata de exigirle al régimen cumplir con el derecho a la salud y la vida.

“Exigimos al Gobierno que aplique presupuestos que permitan a la mujer tener un Instituto de Salud Pública donde puedan ir a tener un diagnóstico oportuno. Son alarmantes las cifras de las mujeres que padecen de cáncer de mama. Es una enfermedad letal que no avisa, no distingue condición social, edad, ni género porque de acuerdo con estadísticas de Senosalud, el 2% de los hombres también padece esta enfermedad”, señaló Rojas.

Esas mismas estadísticas de Senosalud y de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, agregó Rojas, estiman que cada día mueren seis mujeres por cáncer de mama y 19 mujeres no reciben diagnóstico o lo hacen de manera tardía, 15 no logran sobrevivir.

“El país sufre una crisis humanitaria que no permite a la mujer realizarse un diagnóstico a tiempo porque no tenemos los institutos adecuados, infraestructura inadecuada y hay médicos muriendo por la pandemia”, declaró Rojas.

Falta de recursos

Vilma Vargas, representante de Un Nuevo Tiempo en Bolívar, destacó también las pocas posibilidades para una mujer de clase baja, e incluso media, para cubrir los gastos de exámenes preventivos y peor aún, tratamiento si llega a padecer la enfermedad.

“No solamente tenemos problemas en el sistema de salud en el tema de la prevención. La cura más efectiva para el cáncer de mama es atenderlo a tiempo e invitamos a las mujeres a tócate para que no te toque, pero ¿qué pasa, amigos, si nos toca? ¿A dónde vamos? No hay cómo hacernos una quimioterapia, una radioterapia, no hay servicio de mastología en los institutos públicos, estamos desasistidas”, señaló.

Consideró que si el mayor estrato poblacional en el país es el de la pobreza, “¿cómo una mujer venezolana que ni siquiera le alcanza para cubrir los gastos mínimos para subsistir, cubre un tratamiento para curarse?”.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, “cada año en las Américas, más de 462 mil mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama, y casi 100 mil mueren a causa de esta enfermedad”. La OPS prevé que de continuar esta tendencia, para 2030 el número de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama aumente 34% en las Américas.

Otros datos de la OPS indican que “en América Latina y el Caribe, el cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres y es el segundo en mortalidad. Varios países de América Latina y el Caribe tienen algunas de las tasas más altas de riesgo de muerte por cáncer de mama, lo que acentúa las inequidades en salud de la región. En América Latina y el Caribe, el mayor porcentaje de muertes por cáncer de mama ocurre en mujeres menores de 65 años (56%) en comparación con los Estados Unidos y Canadá (37%)”.

CORREO DEL CARONI

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here