Ya son cuatro los partidos que desertaron del Gran Polo Patriótico, la alianza electoral fundada por Chávez y que prosiguió Nicolás Maduro, que han sido intervenidos por medio de sentencias del TSJ


El Tribunal Supremo de Justicia, por medio de dos nuevas sentencias, sigue forzando la alianza electoral oficialista de cara a las elecciones parlamentarias previstas para el 6 de diciembre, y que buscan favorecer los candidatos apoyados por Nicolás Maduro.

En dos sentencias, redactadas por el magistrado Juan José Mendoza, se resolvió designar y habilitar a los ciudadanos Pedro Veliz y Olga Morey, de los partidos Bandera Roja y Compromiso País respectivamente, para que sean los representantes de dichas organizaciones políticas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la etapa de postulaciones, que vence el 26 de agosto a medianoche.

Con ello, el TSJ interviene en decisiones de las estructuras internas de ambos partidos. En menos de 15 días, el máximo tribunal ha intervenido cuatro organizaciones de tendencia oficialista, que se sumaron a los procesos contra Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Movimiento Republicano.

Ya Bandera Roja había sido intervenido por el máximo tribunal en 2012 por petición del mismo Pedro Veliz, luego de diferencias con Gabriel Puerta Aponte, exlíder guerrillero de izquierda y fundador del partido.

Ninguna de estas organizaciones estaba habilitada por el CNE para postular candidatos a las parlamentarias de diciembre, como lo denunció la asociación civil Súmate. Incluso, representantes de una facción de Bandera Roja se plegaron a una solicitud junto a otros 16 partidos para que el organismo comicial les permitiera su participación en este proceso.

Mientras que otra facción de Bandera Roja, dentro de la unidad opositora desde 2015 y en el Frente Amplio desde abril de 2018, apoyó un documento con otros 26 partidos donde se decidió la no participación en las venideras parlamentarias por la falta de garantías para un proceso justo.

Las diferencias de Bandera Roja

A pesar de que el TSJ designara a Pedro Veliz en 2012 como presidente del partido, las dos facciones de Bandera Roja se mantuvieron en contra de las políticas de Hugo CHávez y Nicolás Maduro.

La Bandera Roja liderada por Veliz inscribió candidatos a las elecciones de alcaldes y concejales del año 2013 y para la Asamblea Nacional (AN), año en que el TSJ lo ratificó como presidente del partido, tras una sentencia del magistrado Arcadio Rosales.

La facción liderada por Puerta Aponte reconoce a Juan Guaidó como presidente interino; mientras que Veliz ha optado por negociar con el oficialismo junto a otros partidos minoritarios de oposición a través de la mesa de diálogo nacional.

 

 

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here