Según nuestro texto constitucional, el Poder Electoral debe garantizar igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales. Una tarea ardua para la que un grupo de ciudadanos han puesto sus nombres a la orden —en el marco del proceso convocado por la nueva Asamblea Nacional— con la firme intención de renovar el ente comicial.

Hombres y mujeres aupados por la sociedad han salido al ruedo con claras intenciones de transformar este poder público para que se destranque el conflicto político nacional. Los disparadores de siempre no han demorado en descargar sus escopetas por redes sociales, segmentándolos o atribuyendo las candidaturas a grupos de poder.

 

 

Como actores de la vida pública nacional y fieles creyentes en el voto, aspiramos a que, en esta oportunidad que se le ha anunciado al país, se dejen de lado las macollas y las componendas políticas y avancemos en el nombramiento de rectores que no respondan a intereses directos de partidos políticos sino a la imperiosa necesidad de 30 millones de venezolanos.

El ente comicial debe ser plural y objetivo.

Basta de que los partidos políticos se repartan las cuotas, como han mal acostumbrado al país en los últimos años. No debe haber rectores de tal o cual tolda partidista. Deben ser considerados ciudadanos probos y con la experiencia requerida para ejercer esta titánica tarea.

La estabilidad nacional depende de que existan reglas electorales claras que nos permitan a todos medirnos en igualdad de oportunidad. Esta misión estará en manos de quienes el Poder Legislativo designe como rectores.

Es momento de darle al país la transparencia electoral que tanto pregonan desde el Ejecutivo y que cada vez es más distante para el país.

No podemos seguir concurriendo a elecciones como las presidenciales de mayo de 2018 o las parlamentarias de 2020. Hay que dar garantías a los ciudadanos.

www.griseldareyes.com

Grisela Reyes es Empresaria. Miembro verificado de Mujeres Líderes de las Américas.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas por el autor de este artículo

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here