Un año después del confinamiento decretado en Venezuela producto de los primeros casos de covid-19, el país vuelve a vivir horas difíciles con el rebrote de lo que, según expertos, es la variante brasileña de la enfermedad. Sin ánimo de causar innecesaria zozobra, me tomo esta tribuna para hacer un llamado de conciencia a nuestros hermanos venezolanos.

Ya mucho hemos vivido en el país con la emergencia humanitaria compleja y los altos índices de criminalidad. Salvar nuestras vidas, hoy más que nunca, está solo en nuestras manos.

 

 

Entendemos, y vivimos de primera mano, los efectos colaterales del encierro permanente; también entendemos que la precaria situación económica nacional no nos permite quedarnos eternamente en nuestros hogares. Pero, a pesar de todo, nuestra vida vale más que todo esto.

A ti, madre venezolana; a ti, joven venezolano; a ti, adulto mayor; mientras sigamos sumergidos en fases de negación ante la realidad global que hoy nos toca vivir, más expuestos estaremos a la pandemia.

Es importante tener presente que nuestro sistema sanitario está realmente colapsado. Nuestros valientes médicos venezolanos trabajan con las uñas para salvar vidas; tú, por favor, toma conciencia para que no seas el próximo que engrose las lista de víctimas fatales de este virus.

Sin ánimos de politizar el tema, queremos hacer un llamado a los sectores de la vida pública nacional a seguir avanzando en las conversaciones que se transformen en la mayor cantidad de vacunas para los venezolanos.

La salud de nuestra gente, sobre todo de los más vulnerables y sectores prioritarios, deben estar absolutamente por encima de cualquier diferencia.

www.griseldareyes.com

Grisela Reyes es empresaria. Miembro verificado de Mujeres Líderes de las Américas.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas por el autor de este artículo

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here