Vemos con preocupación cómo en su semana de instalación, la Asamblea Nacional ha
decidido ignorar la gravísima situación económica, social y sanitaria que viven los
venezolanos, y, en su lugar, pretende dar lecciones de democracia y de institucionalidad
al pueblo norteamericano, a propósito de los acontecimientos ocurridos en el Capitolio
norteamericano.
Nos resulta risible observar el tono prepotente y altamente ideologizado con que algunos
diputados hablaban de un supuesto sometimiento, esclavitud y opresión en los Estados
Unidos de América. Sostuvieron un debate cargado de hipocresía y caradurismo en el
que algunos diputados abundaron en testimonios y consideraciones sentimentales y
subjetivas sobre un supuesto sistema opresor en Norteamérica, cuando aquí los
venezolanos viven bajo el yugo la persecución policial al margen de las instituciones
(como los sucesos ocurridos en la parroquia La Vega), del hambre y la desnutrición,
sometidos a una caja de hambre y a un carnet de la patria devaluado; que no tienen
hospitales ni ambulatorios dotados de insumos médicos en medio de una pandemia que
tiene azotados principalmente a los estados fronterizos del país.
Desde Unión y Progreso confiamos en la democracia y en las instituciones
norteamericanas. Hacemos votos por la pronta estabilización del sistema democrático.
Advertimos sobre el peligro del populismo, inaugurado ya en nuestro país hace más de
veinte años, de su terrible asalto a las instituciones democráticas y de su inmoral manejo
de las masas populares para fines destructivos.
Instamos al presidente de la Asamblea Nacional, señor Jorge Rodríguez, a incorporar
cuanto antes al debate a los distintos sectores de la sociedad venezolana que tienen
propuestas para mitigar la grave crisis que atraviesa el país. Especialmente en lo que se
refiere al manejo profesional de la pandemia y a la rectificación del modelo económico
fracasado que ha destruido al país mucho más que las sanciones.
Es necesario recuperar la institucionalidad democrática en Venezuela, mediante la
organización ciudadana. No podemos seguir contribuyendo al enquistamiento de este

gobierno, mediante la deserción de la política y la abstención electoral. Creemos en la
libertad, en la participación ciudadana y en la unidad nacional.

PRENSA UNION PROGRESO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here