En las elecciones regionales de 2017, las autoridades electorales proclamaron al oficialista Justo Noguera pese a la probada manipulación de  votos para arrebatarle el triunfo a la oposición.

“Hace tres años, el pueblo del estado Bolívar votó y me eligió su gobernador”, sostiene Andrés Velásquez, abanderado de la oposición en esos comicios, quien junto a su equipo logró probar la manipulación de votos que alteró los resultados para favorecer al candidato del oficialismo, Justo Noguera Pietri.

Tres años después del fraude electoral en Bolívar, admitido por un ex rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), se ha profundizado la desconfianza en los procesos electorales y el Tribunal Supremo de Justicia sigue mirando a otro lado respecto al caso de Bolívar en 2017.


“El usurpador ha sido además el cómplice perfecto para el desmantelamiento del estado, de sus riquezas”, denuncia Velásquez | Foto William Urdaneta | Archivo

“Pero la tiranía decidió saltarse a la torera la voluntad mayoritaria del pueblo, arrebatarle su derecho a elegir e impuso a un usurpador que hoy todavía ocupa ilícitamente el poder en nuestro estado”, denuncia Velásquez.

“El usurpador de Bolívar ha sido además el cómplice perfecto para el desmantelamiento del estado, sus riquezas: el oro, ahora calificado en el mundo como oro de sangre por los altísimos grados de violencia a los que se ha sometido a nuestra población, para su extracción y enriquecimiento de las cúpulas de la tiranía, grupos al margen de la ley, y hasta militares que han socavado a su paso también nuestros recursos naturales e hídricos, convirtiendo al estado Bolívar en tierra arrasada”, agregó.

Velásquez recordó que hace tres años probaron con actas en mano el fraude cometido por el CNE y las cúpulas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Acudimos a todas las instancias nacionales para demostrar que se habían alterado los resultados porque las actas arrojadas por su sistema electoral automatizado, y puesto ante el mundo como infalible y transparente, no resistió las pruebas (actas originales) que presentamos para demostrar que los resultados habían sido alterados de forma manual para favorecer al usurpador de la Gobernación de Bolívar”, afirmó.

“Lo ocurrido en Bolívar hace tres años es la prueba madre de que no importa si tienes los votos y ganas, si tienes los testigos y las pruebas, si demuestras el fraude en todas las instancias, igual el voto no vale nada, porque solo en democracia el voto elige, porque está garantizado por la necesaria separación e independencia de los poderes públicos, con justicia, y no en una dictadura como esta, en la que todos sabemos que el CNE es un apéndice de la tiranía y a ella responde sin titubeos”, sentenció Velásquez.

La confesión de Delpino

El 24 de julio de este año, el rector del CNE, Juan Carlos Delpino reconoció que en octubre de 2017 se demostró que Andrés Velásquez ganó las elecciones en Bolívar, y estuvieron a punto de desproclamar a Justo Noguera Pietri.

“En la Gran Sabana se produjo una votación que tenía a un testigo de Andrés Velásquez, que agarró su acta. Una mano peluda, no es mentira, se atrevió a hacer un cambio, otra mano peluda se atrevió a proclamarlo. No sé cómo llamar a esta tropelía, que ni siquiera lo que habían hecho coincidía con lo que decía la página del CNE”, señaló Delpino en entrevista en el programa Vladimir a la Carta, de Vladimir Villegas.


El ex rector Delpino admitió dos años después el triunfo de Velásquez en 2017 | Foto cortesía

Pese a ello, el reconocimiento del triunfo de Velásquez quedó sin efecto para el CNE luego que este declarara su rechazo a la imposición de que los gobernadores se juramentaran ante la desconocida Asamblea Nacional Constituyente, violando lo establecido en la Constitución.

Después de los resultados fraudulentos en Bolívar se recolectaron las actas del proceso para sustentar la denuncia. Tres actas se extraviaron, pero hubo 14 que demostraron la manipulación de los resultados con las discordancias entre el número de votos que indicaron las actas y los publicados en la página web del CNE.

Para aquel entonces, Enrique Martínez, quien pertenecía a la coordinación electoral del equipo de campaña de Andrés Velásquez, explicó que cuando hay un acta que no se transmite por alguna falla en sistema, el procedimiento es sacar de la máquina el pendrive contentivo de toda la información de las votaciones, y se conecta a otra máquina para hacer la transmisión.

De persistir la falla, se acude al centro de votación más cercano para realizar el mismo procedimiento. Si continúa el problema se acude a un centro de acopio. Agotadas estas vías, se recurre a la Junta Regional Electoral.

Se presume que se omitió todo el protocolo y las actas pasaron directamente a la sede de la Junta Regional en Ciudad Bolívar, sin ser transmitidas electrónicamente, sino de forma manual. Así pudieron alterar los números de las votaciones.

Con esta manipulación, calcularon que favorecieron a Justo Noguera Pietri con al menos 2.568 votos, mientras que a Andrés Velásquez le restaron al menos 166 de las votaciones.

Jhoalys Siverio

CORREO DEL CARONI

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here