Las expropiaciones causaron en Venezuela, una brutal caída en la cantidad y calidad de la producción, déficit de recursos humanos, por colocar la lealtad al régimen por encima de la formación profesional y experiencia laboral.

La vía es ir hacia un modelo económico, donde el trabajo constituya el eje central de libertad de los ciudadanos. Donde el Estado brinde oportunidades para la creación de riqueza y bienestar a sus ciudadanos y residentes, facilitando el ambiente idóneo para que, individuos y grupos, desarrollen sus iniciativas al máximo de su potencial a través del trabajo en todas sus formas, mediante una economía que estimule la iniciativa privada nacional e internacional, promueva la creación de trabajo de calidad, oportunidades de negocios para el desarrollo empresarial y un vigoroso movimiento de emprendedores, dentro de un ambiente nacional de seguridad jurídica, libre competencia, libertades individuales, desarrollo y actualización tecnológica, sustentabilidad y sostenibilidad. La competencia, el mérito, la libre empresa, el respeto a la propiedad, la ética, la innovación y la libre negociación en todos los mercados, incluyendo el laboral, sean elementos imprescindibles para que el trabajo y la inversión se traduzcan en progreso y bienestar para la sociedad.

CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here