Inicio Blog

CAURATV.COM EN MANTENIMIENTO

0

OEA: Éxodo venezolano podría llegar a siete millones de personas en 2022

0

CARACAS.- El Grupo de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región advierte que el éxodo venezolano podría llegar a siete millones de personas al inicio de 2022, de reabrirse las fronteras y profundizarse la crisis, convirtiéndolo en el más grande del mundo, por encima de Siria.

“Los datos que estamos publicando en este informe son una actualización de la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, que al día de hoy con más de 5,6 millones de migrantes y refugiados venezolanos es la crisis de desterrados más grande en la historia de la región”, dijo el coordinador del Grupo de Trabajo de la OEA para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región, David Smolansky.

El grupo también señala que la cantidad de migrantes y refugiados venezolanos supera el total de población de países como Costa Rica, Panamá, Noruega o Irlanda, entre otros países.

El informe también destaca que hay migrantes y refugiados venezolanos, conocidos como “caminantes”, que han recorrido más de 3.500 kilómetros a pie, muchas veces descalzos. “Caminar desde Cúcuta, en Colombia, hasta Lima, Perú, como han hecho muchos, es equivalente a caminar desde Madrid hasta Helsinki o desde Nueva York hasta Salt Lake City”, agrega el reporte.

Pese a que las fronteras están cerradas debido a la pandemia del COVID-19, “se estima que entre 700 y 900 venezolanos huyen diariamente de su país por caminos irregulares en las fronteras”.

NP/Unión Radio

Yulimar Rojas: “Lo primordial es el oro olímpico”

0

Llegó el día más esperado. Yulimar Rojas salta este viernes 30 de julio a partir de las 6:00 am (VE) en sus segundos Juegos Olímpicos consecutivos, esta vez en la capital nipona y en medio de la pandemia del COVID-19, pero con el objetivo primordial de asegurarle a Venezuela el cuarto oro olímpico de su historia, sin perder de vista la posibilidad de ser la primera mujer en sobrepasar la barrera de los 16 metros en el triple salto y batir la plusmarca mundial que le falta: el récord al aire libre de la ucraniana Inessa Kravetz (15.50), el cual podría ser precedido de la nueva marca olímpica (15.39).

“Estoy muy feliz y contenta porque este es el año más importante de toda mi carrera deportiva. Este es el año de hacer los sueños realidad a través del deporte, ése es el mensaje de estos Jugos Olímpicos y este también es el año de cumplir mi sueño de ser campeona olímpica”, señaló la venezolana, que llega a Tokyo 2020 como líder del ranking de la World Athletics por más de 100 semanas, además de poseer el mejor registro a cielo abierto de la temporada y segunda mejor marca de todos los tiempos: 15.43m.

 

 

“Me estoy tomando las cosas con mucha seriedad, pero sin dejar e disfrutar el proceso”, destaca en el día previo a la ronda clasificatoria en el Estadio Olímpico de Tokio. Y agrega: “Estoy muy motivada, hay mucha expectativa sobre mí. Sé que estoy en gran estado de forma física, sólo tomo eso a favor y disfruto del proceso y del recorrido que fue llegar hasta aquí. Me siento muy feliz de estar donde estoy y estar cerca de un oro olímpico y también de un nuevo récord mundial”.

Lo quiere todo

Bajo ese contexto, el manejo de la presión y la claridad de los objetivos en Tokyo 2020 de la tetracampeona del mundo y mejor atleta del orbe en 2020, son factores determinantes en sus aspiraciones olímpicas tras haber alcanzado la plata hace cinco años en Río 2016 (14.98) detrás de la colombiana Catherine Ibarguen (15.17).

“En realidad todo es cuestión de que las cosas fluyan de la mejor forma, porque a veces nos olvidamos de ser nosotros mismos en la competencia por la presión de querer batir el récord. Yo estoy tranquila porque el resultado va a salir, pienso que el resultado está cerca”, detalla una Yulimar que arribó a Tokio como favorita indiscutible al oro, aupada por ostentar siete de las diez mejores marcas de la historia al aire libre y una hoja de vida en la que resaltan sus dos títulos mundiales en 2017 (14.91m) y 2019 (15.37m) y los dos cetros orbitales bajo techo en 2016 (14.41m) y 2018 (14.63m), además de haber batido la plusmarca indoor (15.43).

“Para mí lo más importante es la medalla de oro olímpica, es la cima de todo, pero el récord es un símbolo importante más cuando estoy a siete centímetros de lograrlo (15.43): las medallas persisten y nunca dejamos de ser campeones olímpicos, por su parte, los récords son recordados por muchos años, y yo quiero dejar mi nombre escrito en la historia”.

Rojas saltará la ronda clasificatoria a partir de las 6:00am de Venezuela de este viernes 30 de julio en el Estadio Olímpico de Tokio, en la jornada que abre el atletismo en la magna justa deportiva universal.

La final se disputará el próximo domingo 1 de agosto.

“Hemos venido trabajando desde hace mucho tiempo para hacer grandes cosas en estos Juegos Olímpicos, pienso que sí lo puedo hacer, es cuestión de creérmelo y de ir por ello”.

Prensa Yulimar Rojas

LIDER EN DEPORTES

MATRIMONIO INFANTIL Las niñas obligadas a preparar su ajuar

0

Existen 650 millones de niñas-esposa en el mundo y cerca de 10 millones más están en riesgo de ser casadas a consecuencia de la pandemia. En 2020 se registró el mayor aumento de matrimonio infantil de los últimos 25 años

NOOR MAHTANI

FOTO..La tolerancia social con la que cuenta el matrimonio infantil ha impedido su disminución en América Latina y el Caribe, según Unicef.DORMINO (UNICEF)

Para Meena, de 15 años, el año pasado no estuvo apenas marcado por la pandemia. En 2020 se casaría con un chico del barrio que casi no conocía. Esta niña india, residente en la zona de Orissa, recibió una carta con la pedida de mano, leída primero por sus padres, que aceptó dando por hecho que no había opción de decir “no”. “Pensaba que era lo mejor”, cuenta por teléfono esta joven que prefiere usar un nombre falso. Su familia también lo pensó. “No teníamos dinero para que yo pudiera seguir estudiando”, narra, “¿qué iba a hacer?”. Sin embargo, recularon. “Se dieron cuenta de que era muy pequeña aún”, cuenta aliviada. Pero cerca de 650 millones de jóvenes no tuvieron esa suerte. Según un reciente informe de World Vision, esa es la cifra actual de niñas-esposas en todo el planeta. La pandemia, de acuerdo con el último recuento de Unicef, amenaza a otros 10 millones más de adolescentes a una boda forzada antes de que acabe la década. Estas se suman a los 100 millones que se esperaban antes de la covid-19.

 

Mona Aika, especialista en protección infantil, de la oficina regional de África Oriental y Meridional de Unicef apunta que la causa detrás de estas elevadísimas cifras ha sido principalmente el confinamiento: “Las estrictas medidas de contención al inicio de la pandemia llevaron a un aumento de las amenazas para la seguridad y el bienestar de las niñas y las mujeres. Esto incluye el matrimonio infantil, la mutilación genital femenina, la violencia de género, la explotación, el abuso, la negligencia y la exclusión social”.

Se lograron evitar 25 millones de casamientos, pero estos progresos se encuentran ahora en peligro

Este es el mayor repunte de los últimos 25 años de progreso. Sin embargo, en la última década, la proporción de mujeres jóvenes de todo el mundo que se casaron cuando eran niñas se redujo en un 15%, pasando de casi una de cada cuatro a una de cada cinco. Se lograron evitar 25 millones de casamientos, pero estos progresos se encuentran ahora en peligro. El estudio de World Vision, Rompiendo la cadena, analizó la situación de cuatro países –Afganistán, Bangladés, Senegal y Uganda– y puso el foco en la pobreza, fragilidad, sistemas legales injustos y normas sociales y tradiciones dañinas. Esto es lo que está detrás de la práctica que aleja a millones de niñas de su derecho a serlo.

“Cada una de esos casos es una tragedia con efectos de largo alcance: pupitres vacíos en las aulas, niñas tratadas como una mercancía y la pérdida del potencial económico y social de cada una”, señalaba Dana Buzducea, líder global de incidencia de World Vision en un comunicado. Aika, de Unicef, añade: “Se necesitan sextuplicar los esfuerzos de los últimos diez años para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5.3 sobre la erradicación del matrimonio infantil”.

Las consecuencias y el maltrato

El matrimonio antes de tiempo es la primera pieza de una larga fila de dominó. Esta injusta práctica tiene consecuencias inmediatas y permanentes y las expone a un mayor riesgo de ser víctimas de la violencia doméstica, los embarazos precoces y no planificados –lo que provoca complicaciones derivadas del embarazo y mortalidad materna– y crea un abismo entre estas chicas y la educación. La condición de convertirse en madres y amas de casa a la fuerza también las aísla de participar en sus comunidades, una situación que tiene graves consecuencias para su salud mental y su bienestar.

Las que se casan antes de los 15 años tienen casi un 50% más de probabilidades de haber experimentado violencia física o sexual por parte de su pareja que las mujeres que lo hicieron después de los 18. De hecho, un estudio de la ONG Girls Not Brides, incluso mostró que las jóvenes que contrajeron matrimonio antes de la mayoría de edad eran más propensas a creer que era “aceptable” que un hombre golpeara a su esposa.

Un estudio mostró que las jóvenes que se casaron antes de la mayoría de edad eran más propensas a creer que era “aceptable” que un hombre golpeara a su esposa

Los casos son tantos que se normalizan. En comunidades como la de Meena, el trabajo de organizaciones como Educo ha sido clave para cambiar la percepción de la infancia. En Orissa, han atendido más de 5.000 jóvenes entre 12 y 18 años y a sus respectivas familias en 77 aldeas. “El objetivo es localizar a la población adolescente vulnerable y hacer un trabajo de sensibilización para desmotivar todo lo que está detrás de esta realidad”, explicó en una videollamada Sanjaya Kumar, coordinadora del proyecto para la erradicación del matrimonio infantil de Educo en la región.

En enero de 2021, Educo inició un programa junto a PREM (People’s Rural Education Movement), un organismo local, de concienciación y empoderamiento femenino para recordar los terribles daños colaterales de las bodas prematuras. “Trabajar con las familias es tan importante como difícil. Toca ir varias veces a las casas y hacer encuentros en grupo y explicarlo una y otra vez hasta que cambian esa forma de pensar”, añadía la experta.

El trabajo de sensibilización es crucial para modificar lo que, más que una práctica, es un estilo de vida normal. Lo que les toca por ser mujeres. Los expertos señalan cuatro puntos fundamentales para erradicar esta práctica: empoderamiento de niñas y mujeres, involucrar a los niños y a los chicos, la participación activa de los líderes comunitarios y religiosos y garantizar una educación de calidad para que la infancia sea un derecho real. “Si reabrimos las escuelas, ponemos en marcha leyes y políticas eficaces, garantizamos el acceso a los servicios sanitarios y sociales –incluidos los servicios de salud sexual y reproductiva– y adoptamos medidas integrales de protección social para las familias, podremos reducir significativamente el riesgo de que se prive a las niñas de su infancia debido al matrimonio infantil”, añadió Henrietta Fore, la directora ejecutiva de Unicef, el Día de la Mujer, durante la presentación del informe de la organización.

Meena no consigue imaginarse cómo hubiera sido su vida si se hubiese casado hace un año. Prefiere no pensarlo mucho. “Dile que quieres ser enfermera”, susurra su hermano al otro lado del teléfono. Para él también fue un alivio que no lo hiciera. “Es mi hermana pequeña”, se justifica. Lo que tiene claro esta quinceañera es que ya no le preocupará la noche de bodas, ni vivir con los suegros, ni separarse de su familia. Lo que no se le quita de la cabeza es volver a la escuela. “Llevo casi dos años sin ir”, zanja. “No sé cuándo volveré. Ni si volveré”.

EL PAIS DE ESPAÑA

África prepara la vuelta a casa de su arte expoliado

0

El 90% del arte africano sigue fuera del continente. La restitución permitirá reconstruir identidades colectivas maltrechas por la época colonial y crear modelos de gestión cultural más orgánicos

RODRIGO SANTODOMINGO

Hamady Bocoum emana un cordial aplomo incluso por videoconferencia, con su traje típico senegalés y cómodamente reclinado en una silla de despacho. Suaviza la gravedad de su voz con amplias sonrisas. Intercala enfáticos golpes de tono en un discurso sereno. El director del Musée des Civilisations Noires (Dakar, Senegal) despliega argumentos que, poco a poco, van resquebrajando la negativa de los países occidentales a devolver el arte expoliado en África. Y remata con la razón última de la propiedad. Las piezas robadas, recuerda, pertenecen a los pueblos que las crearon. “Podemos meterlas en museos, llevarlas al lugar de donde fueron arrancadas, enterrarlas o quemarlas. Es nuestra decisión”.

 

El nigeriano Chika Okeke-Agulu, historiador de arte africano y profesor en la Universidad de Princeton (EE UU), agrega: “No debemos dar por hecho que el modelo occidental sobre gestión del patrimonio sirva para todo el mundo”. Sobre todo, añade, cuando “el objeto mantiene una relación orgánica con el presente, un fuerte poder simbólico”.

El Edo Museum of West African Art (EMOWAA), que se inaugurará el próximo año en Ciudad de Benin (localidad nigeriana de 1,5 millones de habitantes situada en el Estado de Edo), buscará conciliar fines en principio contrapuestos. Férrea seguridad y cercanía física. Mimo en la conservación y vínculo socioemocional. Su gran atractivo serán los 400 bronces de Benín llegados desde Alemania en la que, hasta el momento, representa la mayor iniciativa de restitución artística hacia el África subsahariana. Phillip Ihenacho, director del Legacy Restoration Trust, su principal impulsor, explica: “Queremos redefinir el significado de museo para que se asocie a un espacio vivo donde nuestra gente se sienta cómoda”.

Imagen de la exposición 'Maintenant l'Afrique', en el Musée des Civilisations Noires de Dakar (Senegal).
Imagen de la exposición ‘Maintenant l’Afrique’, en el Musée des Civilisations Noires de Dakar (Senegal).

Las ceremonias del pueblo Edo —los bronces recubrían su palacio real, arrasado por Reino Unido en 1897— convivirán con la efervescente vanguardia multimedia del oeste africano. La sofisticación metalúrgica de sus piezas servirá de marco a todo tipo de actos. El museo será nexo histórico y lazo generacional. “Nos proponemos atraer a la mayoría joven de Nigeria y otros países del continente, adecuar nuestro diseño y oferta al público de aquí”, asegura Ihenacho.

Orfandad artística

La necesidad de continuidad temporal amplía la perspectiva africana sobre restitución. Mientras los colonizadores vaciaban de cultura material sus conquistas, también iban segando identidades centenarias. El carácter oral de la transmisión no hizo sino acentuar el terrible impacto de esta orfandad artística. “En muchos pueblos africanos”, sostiene el historiador Okeke-Agulu, “revisar la historia con los ojos del presente siempre ha sido un aspecto muy importante en su sentimiento de ser colectivo. No se trata solo de llenar un hueco en su pasado, de curar una herida, sino de permitirles seguir reinventando sus tradiciones”.

Avanzar en la restitución también ayudará, en opinión de Bocoum, a que el fluir de pertenencia emborrone fronteras. A que se forjen conexiones fragmentadas por límites arbitrarios. “Los países hemos de colaborar de manera concertada y armoniosa; reinsertar y hacer circular los objetos en su verdadero contexto, que no es Senegal, Mali o Nigeria, distinciones geográficas que no tienen nada que ver con el auténtico contexto de creación precolonial”.

El director del MCN alerta sobre el riesgo de una posible “berlinización cultural”, aludiendo a la Conferencia de Berlín de 1884 mediante la cual las potencias europeas se repartieron, con escuadra y cartabón, sus posesiones imperiales. Teme además que el proceso derive en una “balcanización política”. En sentido opuesto, recuerda el acto que sirvió para celebrar en 2019 el retorno definitivo a Senegal —desde el Musée de la Armée de París— del sable de El Hadj Omar Foutiyou, héroe de la resistencia a los franceses en toda el África Occidental. “Había representantes de Gambia, Costa de Marfil… El África antes de Berlín se congregó allí”.

La vuelta a casa del icónico sable supuso la certeza de que el edificio artístico-colonial europeo —sus museos nutridos de guerra y pillaje, sus justificaciones para el statu quo— empezaba a tambalearse. Tradujo en hechos la voluntad de Francia (con implicación directa del presidente Emmanuel Macron) de apostar por una estrategia de restitución masiva, ya expresada en un informe de 2018. Activó un efecto dominó que ha cobrado brío con el retorno anunciado de los bronces de Benín.

Varios factores convergen y se retroalimentan en un cambio de aires impensable hace una década escasa. En Europa, emerge una nueva generación de líderes políticos y directores de museos “que ya no son hijos del imperio y quieren distanciarse de la herencia colonial”, apunta Okeke-Agulu. Desde África, señala por su parte Bocoum, los gobiernos “articulan con más determinación sus acciones”, aumentan y canalizan mejor sus reclamaciones, se coordinan en organizaciones regionales para unir sus voces.

Lejos del alto nivel, la sociedad civil africana contribuye, mediante campañas virales, a visibilizar la dimensión del expolio

Lejos del alto nivel, la sociedad civil contribuye, mediante campañas virales, a visibilizar la dimensión del expolio. Ihenacho resume el clima que hoy prevalece: “No tenemos que malgastar tanto tiempo en persuadir, hay suficiente presión pública. Desde hace un par de años no se habla tanto de si va a haber o no restitución, sino de cuándo y cómo”.

Okeke-Agulu también percibe un resurgir del orgullo cultural africano que, espoleado con las independencias, decayó durante las décadas siguientes. Conciencia sobre el valor de lo propio que aún ha de sacudirse desprecios impuestos y, en parte, asimilados. “Durante mucho tiempo se nos dijo que éramos malos y primitivos; ahora los jóvenes están recuperando el interés por cuidar de nuestra cultura”, sostiene.

Ética de la procedencia

Se calcula que el 90% del arte africano permanece fuera del continente, según la revista New African, que se hace eco del informe mencionado. El camino se adivina largo y farragoso. Pleno de excusas laberínticas y vericuetos legales. Permanece en el Museo Real del África Central (Tervuren, Bélgica) una de las más conocidas máscaras de Bandundu (República Democrática del Congo). Sus formas angulosas atestiguan la influencia del entonces llamado arte primitivo sobre el primer cubismo. Una campana de mármol en el Brooklyn Museum (EEUU) ejemplifica la fina cultura de los Edo, más allá de los bronces de Benín… La lista es interminable. Sobre todo al ampliar el radio para incluir a Egipto. Su Piedra Rosetta (en el British Museum) es solo la punta de un iceberg que se extiende, debidamente fortificado, por los grandes museos occidentales.

En la Embajada de Etiopía en el Reino Unido saben bien lo que supone topar con la sacrosanta ley que, en teoría, impide a sus museos nacionales restituir obras de arte. El British Museum y el Victoria & Albert Museum poseen lo más preciado del Tesoro de Magdala, un valioso conjunto de la dinastía abisinia y de la iglesia ortodoxa etíope saqueado en una expedición de 1868. Su corona de oro, tallada en exquisita filigrana, se alza como uno de los grandes hitos del arte subsahariano.

Aunque Etiopía no fue colonizada, también sufrió el afán depredador de la Europa decimonónica. “El tesoro no solo refleja nuestra historia y religión, encarna nuestros valores y creencias como sociedad. No cejaremos hasta traerlo de vuelta”, subraya firme Beyeme Gebremeskel, adjunto de misión en la Embajada. El alto diplomático apuesta por una “estrategia inteligente y respetuosa, pero en la que no decaiga la perseverancia”. Se trata, continúa, de diseñar acciones “coherentes que capitalicen” el clamor de la joven “inteligencia etíope” y el “creciente sentimiento de culpa de las antiguas potencias coloniales”.

Francia ha demostrado que la coraza legal resiste lo que la voluntad política decida. Con una normativa similar a la británica, el país galo dio el pasado año un golpe de timón al aprobar la “derogación limitada del principio de inalienabilidad que protege las colecciones públicas francesas”. Menos ambiciosa de lo esperado, la nueva ley permitirá el retorno del Tesoro de Behanzin a Benín (llamado Dahomey hasta 1976, no confundir con ciudad de Benín, en la actual Nigeria). Con su famoso trono real como pieza más excelsa, el tesoro se exhibe ahora en el Musée du Quai Branly, que en su página web hace gala de atesorar 370.000 obras de “civilizaciones extra-europeas”.

Todavía mucha gente piensa que Occidente debe custodiar el patrimonio africano y, por extensión, mundial. Del mismo modo que han de ser los guardianes de la paz global

CHIKA OKEKE-AGULU, PROFESOR EN LA UNIVERSIDAD DE PRINCETON (EE UU)

También Alemania ha sentado un precedente que ahonda, más aún, en el axioma de que la legalidad no es siempre legítima. Al devolver bienes que no había expoliado (compró sus bronces a los británicos en un supuesto mercado libre), lanza un mensaje global que pone el foco en la ética de la procedencia. Según Okeke-Agulu, la decisión germana socava las excusas de países como EE UU, que cuenta con vastos catálogos de arte subsahariano —el más numeroso en el Smithsonian Institute— sin haber participado en su saqueo.

Razones de más enjundia hacen prever un proceso arduo. Sobresale el temor a que la inercia descolonizadora deje en los huesos a museos como el British. Gestos vigorosos en la restitución de arte subsahariano podrían desencadenar, en un futuro no muy lejano, una tormenta perfecta que concluya en salas diáfanas. Caerían en picado el prestigio y los ingresos económicos (directos e indirectos) asociados a su marca como gran escaparate del arte global. Dinero que, asegura Gebremeskel, ahora “se está negando a África”, ya que, “si uno puede viajar a Londres a ver arte etíope, ghanés o keniano, quizá no vaya nunca a esos países”. Casi un monopolio de lo ajeno que impide “beneficiar a los pueblos que produjeron ese material”.

Aunque mitigado por el tiempo y la lenta erosión de actitudes colonialistas, a Okeke-Agulu le consta que un sustrato de superioridad pervive en los debates sobre restitución. “Todavía mucha gente piensa que Occidente debe custodiar el patrimonio africano y, por extensión, mundial. Del mismo modo que han de ser los guardianes de la paz global”. Automatismos de poder que se manifiestan en asunciones tajantes: África no sabe, no puede o no quiere gestionar su arte, ocuparse de su propio legado.

EL PAIS DE ESPAÑA

Transporte en Ciudad Guayana sigue empeorando

0

Usuarios afectados aseveraron que el transporte público día a día están desapareciendo y los pocos que trabajan quieren hacer lo que quieren y los únicos afectados somos los ciudadanos

Ciudad Guayana.-“Desesperante, grave y en declive”, así describieron los usuarios la situación en la que se encuentra el sector de transporte desde hace tiempo en Ciudad Guayana y que día a día ha empeorado debido a la crisis de combustible que vive el país desde hace varios años.

La decadencia de este servicio público se ha venido a menos desde el año 2015 cuando la inflación inició a comerse los sueldos de los ciudadanos y los propietarios de las unidades no pudieron mantener los vehículos para seguir prestando el servicio.

Pedro Andrade, usuario del transporte público dijo que «Por la escasez de combustible, no hay autobuses y los pocos que dan el servicio no cumplen la ruta y quieren cobrar el pase como les da la gana».

Una de las principales denuncias de las personas que usan el transporte público es el desmedido aumento del pasaje casi diario.

Katiuska Estrada, una señora de servicio de limpieza, que todos los días usa el medio para llegar a su lugar de trabajo comentó que: «El día lunes pagué un millón de bolívares para llegar mi trabajo, ayer cancelé ochocientos mil bolívares, hoy no se cuánto pagaré».

«A veces me toca pedir cola o algún buen samaritano me paga el pasaje porque no tengo para hacerlo», cerró Estrada.

Otra de los afectados, es una enfermera dijo «soy una trabajadora del sector salud, es fundamental cumplir el horario por las guardias de atención a los pacientes, aunque el sueldo no es grande. Tenemos un compromiso con los ciudadanos ante la situación global que vivimos».

«El transporte debe mejorar en todo, recalcando la responsabilidad de cumplir su trabajo y el respeto hacia los usuarios y hago un llamado a los ente gubernamentales para que den solución a la problemática de la escasez de unidades que de verdad hacen mucha falta en la ciudad», añadió la trabajadora de la salud.

Sectores más afectados por la falta de unidades

Uno de los sectores más afectados son las rutas de Castillito, El Trébol, Villa Brasil y Villa Colombia, a primeras horas de la mañana, las paradas se encuentran llenas de gente esperando autobuses y estos «brillan por su ausencia», dijo uno de los afectados.

Las cooperativas encargadas de coordinar la llegada de los buses a las paradas «desconocen» la situación de las unidades, alegando que ellos no pueden obligar a los transportistas a cumplir las rutas.

Uno de los encargado apodado «Care’ Crimen» dijo que «ellos (los transportistas) trabajan como se les haga más rápido con rutas más corta, para ahorrar gasolina y lamentablemente nosotros no podemos hacer nada».

Falta de transporte en la ciudad

En el terminal de pasajeros de Puerto Ordaz, se encuentran una gran cantidad de unidades de transporte fuera de servicios, que sí los entender gubernamentales reparan podrían solventar esta situación que ha vuelvo muy crítica para el ciudadano común.

Los trabajadores de los distintos comercios de la ciudad se quejan a diario por la dicha falta que hacen que las no todas las rutas se cumplan.

«El transporte en Guayana ha sido difícil los últimos años, pero ahora se ha vuelto peor», expresó un trabajador de un comercio ubicado en Castillito.

Reiteremos el llamado a los entes encargados del sector de transporte para mejorar el servicio, pues el 80% de la población guayanesa utiliza el medio para trasladarse a sus trabajos y diferentes sitios de la ciudad para realizar diligencias, además de establecer y supervisar el costo del pasaje y cumplimiento de las rutas.

Alessandra Perilli da a San Marino la primera medalla de su historia

0

Tokio.- San Marino, un país de apenas 34.000 habitantes, consiguió este jueves la primera medalla olímpica de su historia gracias a la tiradora Alessandra Perilli, bronce en foso olímpico.

La victoria fue para la eslovaca Zuzana Stefecekova, la segunda mujer de su país campeona olímpica en Juegos de verano. La única campeona olímpica eslovaca hasta hoy era Elena Kaliska, que obtuvo dos oros en piragüismo eslalon (2004 y 2008).

La plata fue para la estadounidense Kayle Browning y el bronce para Perilli, perteneciente al Comité Olímpico del país con menor población que ha logrado una medalla en Juegos Olímpicos, superando en esta estadística a Bermuda, de 63.000 habitantes, que ganó un oro en triatlón.

EFE/Unión Radio

Boeing ajusta preparativos finales para lanzar su cápsula Starliner a la EEI

0

MIAMI.- Boeing y la NASA se hallan en los preparativos finales para el lanzamiento este viernes de la cápsula Starliner, que despegará montada encima de un cohete Atlas V desde una plataforma en Cabo Cañaveral, en Florida (EE.UU.), rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI).

«Esta segunda prueba de vuelo orbital nos brinda la oportunidad de analizar más a fondo las tecnologías únicas desarrolladas para nuestro vehículo de lanzamiento Atlas V en apoyo del programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA», dijo este martes en un comunicado Gary Wentz, vicepresidente de Programas Comerciales y Gubernamentales de ULA.

De no mediar contratiempos, la cápsula no tripulada deberá arribar a la EEI el sábado con unas 400 libras (más de 180 kilos) de carga y suministros para los astronautas que se encuentra en el laboratorio orbital.

Luego del despegue desde el centro espacial Kennedy, el cohete Atlas V «llevará la nave espacial Starliner de Boeing a una trayectoria suborbital de 98 millas náuticas«, tras lo cual los motores de la cápsula la impulsarán hacia la EEI.

Será la segunda misión de prueba que desarrolla ULA, firma privada producto de una alianza entre Boeing y Lockheed Martin, de cara a enviar la nave Starliner a la EEI, luego de que en 2019 fracasara un primer intento de llegar a la estación espacial y la cápsula tuvo que aterrizar de emergencia en Nuevo México.

El vuelo de prueba del viernes analizará las capacidades de Starliner, «desde el lanzamiento hasta el atraque, el reingreso atmosférico y un aterrizaje en el desierto en el oeste de los Estados Unidos», de acuerdo a la NASA.

No habrá tripulación a bordo en la Prueba de Vuelo Orbital (OFT-2, por sus siglas en inglés), como se llama esta misión, pero el asiento del comandante será ocupado por Rosie the Rocketeer, un dispositivo de prueba antropométrica que contiene 15 sensores para recopilar datos sobre lo que experimentarán los astronautas durante los vuelos.

Se espera que la cápsula arribe a la EEI el sábado, poco después de las 15.00 hora del este de EE.UU. (19.00 GMT), y permanecerá ahí entre 5 y 10 días antes de regresar al oeste de EEUU.

De acuerdo a la NASA, retornará con más de 550 libras (casi 250 kilos) de carga, incluidos los tanques reutilizables del Sistema de Recarga de Nitrógeno y Oxígeno (NORS) que proporcionan aire respirable a los miembros de la tripulación de la estación.

La inminente llegada de la cápsula, que supone el lanzamiento número 88 del cohete Atlas V, motivó que la semana pasada la cápsula tripulada Endeavour, de la firma privada SpaceX, fuera traslada a otro puerto de la EEI, en una maniobra hecha de forma autónoma.

Durante la maniobra, se mantuvieron en el interior de la cápsula los cuatro tripulantes de la misión Crew 2: los astronautas de la NASA Shane Kimbrough y Megan McArthur, así como Akihiko Hoshide, de la agencia aeroespacial de Japón (JAXA), y Thomas Pesquet, de Agencia Europea Espacial (ESA).

La misión se enmarca en el programa de tripulación comercial de la NASA, producto de la cual lleva misiones a la EEI en naves construidas por firmas privadas.

EFE

UNION RADIO

Enfrentamiento en Petare dejó muerto a «Dos Wuiros» de la banda de la Cota 905

0

800Noticias

El rescatista Delmiro De Barrio informó que resultó muerto a Derwin Gregorio, mejor conocido como alias «Dos Wuiros», de la banda de la Cota 905, luego de participar en un enfrentamiento contra el Cicpc en Petare.

El hecho se desarrolló en la calle El Cerrito del barrio Mesuca.

Según De Barrio el delincuente presentaba seis solicitudes abiertas, entre ellas se menciona: homicidio, secuestro y extorsión, también poseía registros policiales por robo de vehículos y porte ilícito de armas.

 

La explotación sexual es principal causa del tráfico de personas desde Brasil

0

EFE

La explotación sexual, con el 70 % de los casos, es la principal causa del tráfico de personas enviadas desde Brasil a otros países, según un estudio divulgado este jueves por el Ministerio de Justicia en vísperas de la conmemoración, el viernes, del Día Mundial de Lucha contra el Tráfico de Personas.

De acuerdo con el Informe Nacional sobre Tráfico de Personas, 32 de las 46 operaciones de cooperación jurídica internacional para combatir el tráfico de personas en que Brasil participó entre 2017 y 2020 con otros países, es decir el 70 %, fueron realizadas para rescatar a víctimas de explotación sexual.

Enseguida se ubicaron las acciones para rescatar personas sometidas al trabajo esclavo, con 12 operaciones de cooperación internacional (26 %), y por último las destinadas a rescatar a víctimas de procesos de adopción ilegal, con 2 operaciones (4,0 %).

El número de operaciones de cooperación internacional para combatir el tráfico de personas ha permanecido estable en los últimos años, con 9 en 2017, 14 en 2018, 11 en 2019 y 12 en 2020.

El 74 % de estas operaciones han sido solicitadas por las autoridades brasileñas, «lo que refuerza la hipótesis de predominio de los casos de tráfico de personas para la explotación sexual, en que brasileñas son explotadas en otros países», según el estudio.

Los principales países accionados para las operaciones conjuntas fueron España, Estados Unidos, Francia, Paraguay y Perú, según el Informe Nacional, elaborado por el Ministerio de Justicia en cooperación con la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (Unodc).

El estudio indicó igualmente que la gran mayoría de los 166 procesos por tráfico de personas abiertos por la Fiscalía de Brasil en los últimos años busca identificar a los responsables por el envió de brasileños al exterior, principalmente mujeres, para ser sometidos a la explotación sexual.

«El tráfico de personas es un crimen cruel y gravísimo que alimenta organizaciones criminales internacionales y asuela la dignidad humana», afirmó el ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, Anderson Torres, citado en un comunicado de la cartera.

Según los datos del Ministerio de Justicia, de las 255 llamadas recibidas entre 2017 y 2019 por los teléfonos habilitados por el Gobierno para recibir denuncias anónimas sobre tráfico de personas, 79 (el 31 %) hicieron referencia a tráfico internacional y 176 (69 %) a casos dentro del país.

De las 79 denuncias recibidas sobre de tráfico internacional de personas en los tres años, 45 trataron sobre brasileños sometidos a explotación sexual en el exterior, es decir el 57 %.

Enseguida se ubicaron las denuncias sobre personas sometidas a condiciones análogas de esclavitud en el exterior, con 21 llamadas (26,6 %), las de víctimas de adopción ilegal en el exterior, con 11 llamadas (13,9 %), y las de víctimas de procedimientos para la extracción de órganos para trasplantes, con 2 llamadas (2,5 %). EFE

800 NOTICIAS

- Advertisement -
21,988FansMe gusta
2,506SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Recent Posts